sábado, 26 de julio de 2014

Curiosidades doramáticas


Siempre, por un medio u otro, debemos hacer el intento de ser originales, dejar algo en nuestro trabajo que lo vuelva único.
Hubo un dorama que dejó un recuerdo bastante entrañable en la mente de todos los espectadores: Goong
No es una curiosidad que marque a fuego el mundo de los doramas, pero dejó un bonito recuerdo de cada uno de sus capítulos. Fueron unos simpáticos ositos que representaban la escena más impactante de todo el episodio.

Más adelante se siguió su ejemplo con Playful kiss.

¿Alguien los conoce?






0 comentarios:

Publicar un comentario