sábado, 4 de octubre de 2014

Un lugar para soñar

Título original: We Bought a Zoo 
Año: 2011
Duración: 124 min.
País: Estados Unidos
Productora: 20th Century Fox
Género: Comedia dramática. Basada en hechos reales.

FICHA TÉCNICA
Director: Cameron Crowe
Guión: Cameron Crowe, Aline Brosh McKenna (Biografía: Benjamin Mee)
Música: Jon Thor Birgisson
Fotografía: Rodrigo Prieto

FICHA ARTÍSTICA

  • Matt Damon es Benjamin Mee.
  • Scarlett Johansson es Kelly Foster.
  • Thomas Haden Church es Duncan Mee,
  • Colin Ford es Dylan Mee.
  • Maggie Elizabeth Jones es Rosie Mee.
  • Angus Macfadyen es Peter MacCreedy.
  • Elle Fanning es Lily Miska.
  • Patrick Fugit es Robin Jones.
  • John Michael Higgins es Walter "Walt" Ferris.
  • Carla Gallo es Rhonda Blair.
  • J.B. Smoove es Mr. Stevens.
  • Stephanie Szostak es Katherine Mee.
  • Desi Lydic es Shea Seger.
  • Peter Riegert es Delbert McGinty.
  • Kym Whitley es Eve.
  • Bart/Tank es Buster.


SINOPSIS
Nos encontramos ante la historia de una familia rota después del fallecimiento de la madre. Ahora, el padre, Benjamin Mee, trata de sacar adelante como puede a sus dos hijos, una pequeña niña soñadora y un preadolescente problemático. Buscando un cambio de aires, en un arranque impulsivo, Benjamin decide comprar un zoo casi abandonado, planteándose como sacarlo a flote.  





CRÍTICA
Un lugar para soñar es una película con una trama suave, un tanto melancólica, que atrae por su naturalidad y sencillez, pese a la ilógica situación en la que nos sume. Extraña pero real al fin y al cabo, teniendo en cuenta que está basado en una obra biográfica. Posee un inicio lento, de manera que los cuarenta primeros minutos pueden llegar a ser un poco densos, pero luego acaba resultando atractivo su avance. La película es muy tierna, puede incluso resultar predecible, pero, en este caso, no considero eso un defecto. No se trata de una producción de intriga para que la sorpresa sea un elemento fundamental.
Con su frescura, los personajes resultan fácilmente entrañables. Son tan naturales que nos da la sensación de que, perfectamente, podrían ser conocidos de cualquiera de nosotros. Mi preferida fue la pequeña Rosie, pero las frustraciones de Benjamin y la férrea fortaleza de Kelly también tienen su encanto.
Si hablamos de la fotografía, en mi opinión, tienen un enfoque muy curioso. En todo momento, el objetivo es acercarte al personaje, que te vincules con él.
Por último, uno de los factores que a mí más me atrajo: la banda sonora. Francamente, me dispuse a ver la película porque la conocí gracias a la BSO. El trabajo lo realizó Jónsi y, para ello, utilizó tanto canciones creadas por su puño y letra como solista como las de su banda Sigur Rós, en la que es vocalista. Cubre todo de magia, logrando que la escena más cotidiana parezca un espejismo, un momento único y frágil, a punto de evaporarse en cualquier momento.
Puntuación: 6,4/10


PREMIOS
2011: Satellite Awards: Nominada a Mejor canción "Gathering Stories"


Aquí os dejo dos vídeos, el trailer y un fragmento de la película.





Por último, la carátula y la frase de la semana.

"Solo necesitamos veinte segundos de coraje irracional. Y te lo prometo, el resultado es algo magnífico"



0 comentarios:

Publicar un comentario