viernes, 30 de octubre de 2015

Crítica: Yamato Nadeshiko Shingi Henge

Personajes principales Yamato Nadeshiko Shingi Henge
Imagen promocional
Yamato Nadeshiko Shingi Henge
Título original: Yamato Nedeshiko Shingi Henge
Año: 2006
Tipo: Anime
Duración: 25 capítulos (22 min. cada uno)
País: Japón
Género: Comedia, shojo, terror, romance.
Estudio: Nippon Animation

FICHA TÉCNICA
Director: Shinichi Watanabe
Guión: (Manga: Tomoko Hayakawa )
Música: Hiromi Mizutani y Yasuharu Takanashi.

FICHA ARTÍSTICA

Personaje
Seiyuu
Nakahara Sunako
Takaguchi Yukiko
Takano Kyohei
Shoutarou Morikubo
Oda Takenaga
Tomokazu Sugita
Tōyama Yukinojo
Yamauchi Yūya
Morii Ranmaru
Hirofumi Nojima
Kasahara Noi
Mai Nakahara
Padre de Sunako
Daisuke Gouri
Madre de Sunako
Hiroko Kasahara
Padre de Kyohei
Nobuo Tobita
Madre de Kyohei
Michiko Neya
Hiroshi
Norihisa Mori

Captura capítulo 1 Yamato Nadeshiko Shingi Henge

SINOPSIS
Cuatro estudiantes de instituto viven en la mansión Nakahara de alquiler. La casera les ofrece un trato. Podrán vivir allí gratuitamente si convierten a su sobrina en una yamato nadeshiko (la perfecta dama japonesa). 
La sorpresa llegará al conocer a Nakahara Sunako, una joven de su edad que odia la luz y todo lo relacionado con ella. Prefiere, sobre todas las cosas, estar en su cuarto viendo películas de terror en compañía de su muñeco de anatomía, y mejor amigo, Hiroshi. 

CRÍTICA
Yamato Nadeshiko Shingi Henge es uno de esos animes variopintos para ver un día en que se tienen ganas de reír. No cuesta mucho, porque tiene un humor bastante bobo, que destaca por las situaciones, a cada cual más estrafalaria, en la que se meten los protagonistas. No solo Sunako, con su amor a la oscuridad y su odio a las criaturas brillantes; si no también ellos cuatro. Aunque Kyohei parece el mayor busca-problemas, los otros tres también tienen sus cosas.
Por estas razones, no hay que buscar una razón lógica para lo que sucede. Desde el mismo inicio es obvio que nada va a tener ni pies ni cabeza. Francamente, lo que más me molesta es el hecho de la edad. Aún tienen quince años pese a que parecen, y actúan, como jóvenes de 20. No quiero comentar ninguna escena en concreto para no hacer spoiler, pero, es muy probable, que haya algunas partes que os irriten por esta razón. Sin embargo, es un fenómeno bastante frecuente en esta clase de animes.
Una de las razones por las que es tan particular no es su humor en sí, porque mangas shonen de risa fácil hay para dar y regalar, sino su protagonista sombría y el hecho de que es un shojo. 
Los personajes son los que le dan su toque de gracia a una trama de por si estrambótica. 
Los dobladores, en este caso los seiyus, se compenetraron totalmente con los personajes. Melodramáticos y bastante extremos. Incluso los más "normales" acaban en situaciones paródicas cada dos por tres.
Escena del columpio Yamato Nadeshiko Shingi Henge
Lo más negativo de todo es la animación. El modelo de personaje no acaba de convencerme. No por el hecho de que valore y remarque algunos rasgos que, generalmente, en el anime no se hace. Sino que están representados de una forma extraña. Por ejemplo, los labios o el torso. No me gusta comparar el manga con el anime porque son dos universos diferentes, cada uno con sus métodos narrativos, pero esta es una puntualización que me gustaría hacer. La adaptación de la caracterización original estuvo mal hecha, dando una impresión inacabada que no acaba de cuadrar. Obviamente no se puede pedir el cuidado dibujo de un manga, pero se podría haber hecho un mejor trabajo. En cambio, es muy difícil hacer bien tantas escenas de batalla, cosa que elogio. 
La banda sonora en sí no tiene nada particularidad. Sigue dos líneas: en primer lugar, el terror; en segundo lugar, la comedia romántica. Lo más destacado es el opening, del cual hay dos versiones, pese a que se conserva la canción, cambiando el vídeo. Son una perfecta guía del espíritu de la historia.
Puntuación: 5,7/10

CURIOSIDADES
Se elaboró en 2010 un dorama homónimo con 10 capítulos en total. 

PRIMER CAPÍTULO

0 comentarios:

Publicar un comentario