viernes, 20 de enero de 2017

Elle Cosplay: “Veo que se promueve el cosplay como una forma de arte”

Cosplayer Elle de Monster Hunter
Elle Cosplay de Monster Hunter | Fuente: http://www.ellecosplay.com

Elle
, una cosplayer madrileña que se ha hecho un nombre en el panorama nacional e internacional. Con un logrado trabajo de diseño y caracterización, ha logrado una fama que se mide en más de treinta mil seguidores por las redes sociales.


—Si resumiera el cosplay en una palabra, ¿cuál sería?
"Yo creo que, para mí en concreto y para cómo yo vivo el cosplay, lo resumiría en la palabra pasión. Es un hobby que, no te voy a decir que le da sentido a mi vida, pero sí que me apasiona y que es a partir del cual he conocido a la mayoría de mis amigos y que es lo que más me gusta hacer en mi tiempo libre."

—¿Cómo comenzó en el mundo del cosplay?
"Pues comencé cuando tenía unos catorce o quince años y estaba en el instituto. Yo era muy tímida y muy vergonzosa. Entonces, tuve que ir con unos compañeros de instituto de cosplay de la misma serie, el anime Death Note. Gracias a ellos, gracias a que íbamos todos juntos, me atreví a ir, porque yo no me sentía capaz de ir sola. Me encantó. Fue L de Death Note, que de ahí viene mi apodo. Es un cosplay muy sencillo, pero me encantaba el personaje y ahí me enganché."

—¿Cuál fue su primer cosplay individual?
"¿Mi primer cosplay individual? Los primeros que hice fueron todos en grupo… ¡Sí, vale, sé cuál es! Fue Rei Ayanami de Neon Genesis Evangelion. Fue el primer cosplay que hice y me atreví a ir yo sola, sin ningún grupo ni acompañante. Me gustaría repetirlo porque lo hice hace mucho tiempo y estaba un poco chuchurrido."

—¿Qué le motiva a la hora de crearlos?
"Sobre todo me motiva que me guste el personaje y que me llame el diseño. Que diga: “¡ostras! ¡Qué armadura tan chula!” o “¡qué personaje más guay! Me molaría ser esta persona aunque fuera por un día, me molaría meterme en su piel”. Aunque sea un villano malvado o  simplemente que digas: “¡qué pasada de traje! Quiero llevar eso yo también”. Supongo que es como el que se compra una skin del Leage of Legends, pero en vez de comprarla, te la haces tú mismo desde cero."

—¿Hay alguna temática o género que prefieras?
"Pues, la verdad es que no. Últimamente llevaba tiempo haciendo muchos cosplays de videojuegos, pero ha sido pura coincidencia, la verdad. He hecho cosplays de anime, de videojuegos, de películas de Disney, también estoy preparando uno de comic americano para el ExpoCómic de este año. No sé, me llama todo. No tengo una preferencia particular en ese sentido."

—¿Cuál es tu personaje ideal?
"De la mayoría de mis personajes favoritos he hecho ya cosplays precisamente por eso, porque me encanta como son como personajes. Por ejemplo, L de Death Note es un personaje al que le tengo mucho cariño desde que era bastante pequeña. O personajes como Nana, del anime y manga Nana. También hice un cosplay de L este año, aunque es bastante sencillo. Yo creo que van surgiendo personajes nuevos. Intento que todos los cosplays que hago sean de personajes que me gusten mucho y que me haga ilusión hacerlos."
Cosplay de Bioshock Infinite -Elizabeth- Elle Cosplay.
Elle Cosplay como Elizabeth de Bioshock Infinite | Fuente: http://www.ellecosplay.com


—¿Cuáles son tus referencias e influencias actuales en el sector? 
"Hay muchos cosplayers españoles a los que considero que son auténticos artistas, son muy buenos. Les admiro mucho y aprecio cuando ponen tutoriales o explican cómo han hecho determinadas partes de sus cosplays porque tanto yo como mucha otra gente puede aprender de ellos. Por ejemplo, cosplayers españolas como son Nebulaluben o Thélema Therion, que me parece una chica con muchísimo talento. Hay montones de personas en España que tienen mucha habilidad y que se les da genial el cosplay. También hay bastantes cosplayers de fuera que sigo y que me gusta mucho cómo hacen las cosas. Sobre todo en el tema de la caracterización, que es una de las cosas que más me gusta a mí del cosplay. Aparte de cosplayers, también me fijo mucho en tutoriales de maquilladores profesionales, de artistas de caracterización cinematográfica y escénica. Intento aprender por mi cuenta todo lo que puedo en ese sentido."


—¿En qué estado se encuentra el cosplay en España actualmente? 
"Yo creo que muy bien, la verdad. A veces oigo a la gente comentar que “si la comunidad del cosplay es tóxica”, que “si los cosplayers son todos malísimos y se odian” y tal. Pero yo, la verdad, es que mi experiencia no ha sido esa. Para nada. La mayor parte de los cosplayers que conozco son personas maravillosas y encantadoras. Tengo muchas amigas que son cosplayers. Como en todas partes, supongo que habrá gente buena y gente mala; rencores, envidias y demás. Quieras que no es un hobby basado en la imagen física. La gente tiene sus complejos, yo incluida, por supuesto. Pero creo que, por lo general, son muy buenas personas. También se nota que los eventos están promoviendo más el cosplay, invitando, por ejemplo a mí en TLP Weekend Candelaria. Cada vez más, por parte de los eventos, veo que se promueve el cosplay como una forma de arte. Como el que trae exposiciones de dibujo a su evento para exhibirlos. Yo creo que está muy bien, no pienso que haya nada malo."

—¿Qué opinas de la implantación del cosplay en el terreno profesional? 
"En el sentido de profesional..., la verdad es que no me gusta llamarlo así. No quiero que el cosplay se convierta en mi forma de vida. Lo que quiero decir con esto es que… El cosplay es una cosa que me encanta. No quiero que el cosplay se convierta en algo que tengo que hacer, en algo que me vea obligada a hacer para pagar las facturas, para poder ir a la compra, etc; que si no hago tantos cosplays al mes, me cortan la luz, ¿sabes lo que te digo? No quiero que una cosa que me gusta tanto se convierta en una obligación y dejar de hacerla porque quiero. Entonces, en ese sentido, creo que para mí siempre va a seguir siendo un hobby. Nunca va a ser algo a lo que me quiera dedicar cien por cien por ese motivo. Y, por supuesto, también es una forma de vida, si lo quieres llamar así, que cuenta con las mismas dificultades que cuenta cualquier disciplina artística, por así decirlo. Personas que dibujan en el mundo hay millones y millones; personas que viven de dibujar en el mundo, hay un porcentaje ínfimo; y lo mismo pasa con el cosplay, solo que a menor escala, por supuesto. No creo que haya muchas personas en el mundo que vivan, y vivan dignamente, a base del cosplay. Otra cosa es que haya gente que se pueda conseguir un extra o un dinerillo para caprichos, para pagarse más cosplays, que es lo que hago yo casi siempre, porque es bastante caro este hobby. Creo que consta de las mismas dificultades con las que cuenta cualquier disciplina artística para profesionalizarse, vivir de ello, y más aun considerando que es una cosa tan nueva y tan desconocida para gran parte del mundo."

—En tu caso quieres que siga siendo algo puramente pasional 
"Sí, efectivamente. No quiero verme obligada a hacerlo y perder la ilusión, y perder el gusto, la pasión por hacerlo."

—¿Qué opinas de los prototipos que rodean el sector? Como la sexualización de los personajes femeninos. 
"Creo que eso no se debe a algo que tenga que ver con el cosplay per se, sino simplemente algo social. Es la sociedad en la que vivimos y, por desgracia, a los personajes femeninos de ficción se les suele sexualizar. ¿Por qué? Porque hay muchos creadores de contenido que no conciben el personaje femenino como persona, más allá de su sex appeal, de su valor sexual, de su atractivo. No conciben que un personaje femenino pueda ser interesante, pueda gustarle a la gente. Que se lea un libro con un personaje femenino que no sea atractivo, que no sea guapa, que no tenga cierto encanto; si coges un videojuego con un personaje femenino como protagonista y que no sea guapa, que no esté buena, etc. Pero eso, creo que es un problema de la sociedad, no del cosplay ni de los videojuegos per se. Es del contenido que se crea, en general. Yo creo que poco a poco, en esas cosas, se va mejorando. Poco a poco, muy poco a poco. También, creo que hay gente que no diferencia, porque a mí me ha pasado de personas que me dicen: “oye, ¿y tú por qué te quejas de que hay personajes femeninos sexualizados en este videojuego si luego tú haces un cosplay y vas enseñando las piernas?”. Hay gente que no diferencia entre personaje de ficción, que está creado por un señor que diseña ese personaje para que la gente se haga pajas, y de una chica que hace lo que quiere con su cuerpo porque es una persona de verdad y hace lo que le da la gana. Mientras la gente no aprenda a diferenciar eso, pues, necesitaremos un poco de ayuda en ese sentido. Mucha gente no concibe el personaje femenino como algo más allá de “¡ala, qué guapa es!”. Una cosa bonita a la que mirar mientras juegas a un juego o lees un libro o ves una peli. La mitad de la población del mundo somos mujeres, también somos personas."

—Teniendo en cuenta la expansión que ha tenido, ¿qué claves crees que caracterizan un buen cosplay? 
"Creo que para ésto debemos acudir a la definición de cosplay, que se compone de cos que viene de costume, es decir, disfraz; y de playque viene de interpretación. Creo que en ese sentido, para que un cosplay se considere como tal y no un disfraz que te has comprado en el chino o una camiseta de color que te has puesto, pues es ese aspecto, el aspecto de play, el aspecto de saber transmitir e interpretar el personaje y caracterizarlo, el que importa. Es decir, que no seas tú con un traje puesto o que no seas tú con una peluca. Al menos, que sepas transmitir la esencia del personaje. Que si es un personaje fuerte y poderoso, sepas transmitir esa fuerza. Si es un personaje tímido y asustadizo, que no estés ahí parado cuando te haces una foto como si no fuera contigo. Lo que diferencia, por lo general, un cosplay malo o mediocre de uno bueno, la mayor parte del tiempo no es la calidad de los acabados. Sí, por supuesto es muy importante, pero creo que lo que a la gente le transmite la esencia del personaje es la interpretación y la caracterización. Poder decir: “el personaje está ahí”."

—¿Cuál ha sido el momento más curioso de tu vida como cosplayer? 
"La verdad es que he vivido muchas cosas como cosplayer. No sé, la gran mayoría de cosas que he vivido como cosplayer han sido buenas. No han sido particularmente extrañas. Sin embargo, sí tendría que destacar algo, por ejemplo, sería esta historia. Fue una experiencia bastante desagradable. Estaba yo de invitada en un evento de videojuegos de Copenhague. Estábamos de invitadas yo y otras dos cosplayers, una sueca y otra danesa. Entonces, íbamos por el evento, de personajes del Leage of Legends. Concretamente yo iba de Riven conejita, Riven Conejo de Batalla. Es un body con unas medias y es como si llevara un bañador de una pieza. Se ve un poco el culo. Entonces, íbamos andando por el evento y de repente noté que me daban una palmada en el culo. Era un tío que estaba borrachísimo en medio del evento. Le empezamos a gritar, avisamos a los organizadores. Al final acabaron llamando a seguridad porque se puso peleón y terminaron echándolo del evento. Resulta que era un señor de Islandia que se había venido al evento y se había emborrachado hasta las trancas. Esa ha sido la experiencia más chocante que he vivido como cosplayer, porque fue un shock. Pero bueno, creo que, en ese sentido, tanto yo como las otras cosplayers reaccionamos bien. Y todo salió bien al final." 


0 comentarios:

Publicar un comentario